Conéctate para seguir esto  
Shiba87

Hoy por ti... mañana por mí

2 posts en este tema

GaEMyV7.jpg?1


"Hoy por ti, mañana por mi". Es una frase que seguramente hemos leído cientos de veces en artículos motivacionales, escuchado en anécdotas, visto en imágenes inspiradoras que circulan por las redes sociales... Pero ¿Alguna vez nos hemos parado a pensar lo que realmente significa más allá de ese momento de candidez pasajera que nos embriaga al leer/escuchar la historia de otro?
Personalmente la he dejado caer en varias ocasiones, tras un gesto que, si bien para mí no implicaba gran cosa, para otros podía resultar importante en ese momento. Realmente lo dices sin pensar, intentando quedar bien o quitarle hierro a un asunto que a simple vista parece trivial, común, sin importancia.

¿Y por qué digo todo esto? Pues porque, por lo menos para mí, este pasado fin de semana resultó ser "mañana".

14:00, buen tiempo, tranquilidad, Kira y 20Km por delante. Nada fuera de lo normal, paseo, carreras, pájaros, olores y un camino serpenteante delante de nosotros, hasta que en un momento de descuido, una estupidez hace que todo se tuerza ¿Dónde está Kira?.
Por lo que he podido saber, después de ocurrido y tras darle muchas vueltas, es que, en algún momento del recorrido, Kira se adelantó, haciéndome creer que había seguido hacia adelante, mientras que ella, al ver que no la seguía, pensó que yo había dado la vuelta y quiso ir a mi encuentro, justo en sentido contrario. Sabiendo que el camino estaba al borde de un barranco, pared por un lado y precipicio al otro, sigo sin explicarme cómo pudo darse esa situación, pero en definitiva, ambos nos despistamos un segundo y salimos apresuradamente a buscar al otro en sentidos opuestos.

Aunque desde el mismo instante en que la perdí de vista la situación se había puesto tensa, al llegar de nuevo al principio del camino sin haberla visto u oído, quedó claro que estaba jodido.
Mi coche no es más que un utilitario pero en ese momento pudo afrontar la primera parte del camino, vadeando charcos y superando el fango, hasta un punto en el que ya fue imposible. Una vez allí tenía bastante claro que, si estaba en alguna parte, tenía que ser al otro extremo del camino, así que no tenía otra opción que volver.
Antes incluso de bajarme del coche para emprender de nuevo el camino, tuve el primer golpe de suerte, un ciclista que venía del mismo lugar y que, si mis sospechas eran ciertas, tenía que haberla visto. ¡Efectivamente! Color, tamaño... por la descripción tiene que ser ella, ya sé dónde está. PERO (porque siempre tiene que haber uno), lo que me dice después ya no es tan esperanzador, porque según parece hace ya un buen rato que se cruzó con ella y, ahora es cuando me entero, va en sentido opuesto como alma que lleva el diablo.
 

yrMMnjk.jpg?1


Todas las neuronas empiezan a hacer contacto de nuevo. No sé dónde está exactamente, pero sé por qué camino va y más o menos hacia dónde, el camino no tiene desvíos, no puedo seguir con el coche y a pie es completamente imposible alcanzarla, pero debo llegar a ella lo antes de que ella llegue a una carretera o se tope con quien no debe.
Mi mejor baza (que luego resultaría ser la peor decisión) es dar media vuelta, seguir con el coche hasta la carretera de la cumbre y tratar de llegar al siguiente cruce antes que lo haga ella.
Volver por el camino de tierra es el primer obstáculo y esta vez no es cuestión de ir despacio buscando, tengo prisa, mucha prisa y muchos kilómetros por delante (la parte baja de la defensa sigo sin saber dónde fue a parar).
Muchas curvas, poco tráfico y demasiada adrenalina. La verdad es que no tenía idea que 1100CC pudieran dar tanto de sí, pero llegué en un suspiro, que para mí se hizo eterno.

Un 4x4 al borde del camino, hay gente caminando, no sé si es bueno o malo, pero necesito más información porque Kira no está, así que otra vez toca poner las piernas a trabajar. No tardo nada en alcanzarlos, es una pareja que va paseando con dos perros, o bueno..., más bien dos Bulldogs. Les cuento muy rápido la historia, pero no la han visto. Sigo avanzando, otra pareja buscando setas. Tampoco la han visto ¡Bien! Eso significa que no ha llegado hasta tan lejos, aún puedo interceptarla, toca apretar el paso.
Más o menos a la mitad del recorrido me encuentro de nuevo con el ciclista y, una vez más, su respuesta vuelve a caer sobre mí como una losa. La ha vuelto a ver, pero ella ha dado la vuelta y ahora se dirige al punto de partida, que está justo en el punto donde estaba aparcado en un principio.
No todo son malas noticias, esta vez han pasado pocos minutos desde que la ha visto y ya no iba tan rápido, más bien indecisa y, por lo que me comenta, bastante asustada/alterada.

Un nuevo parón para darle vueltas a la cabeza. Sé qué recorrido está haciendo y me estoy acercando, pero aún no llego, estoy a mitad de camino tanto del coche como del otro extremo hacia el que se dirige ella, ya he cometido un error antes al tratar de interceptarla en coche. La opción a elegir está clara y, por huevos, esta vez tengo que alcanzarla sí o sí. No queda otra que seguir y repetir el recorrido, una vez más.

Kira sigue desaparecida, yo sigo sin ver nada y por muy despacio que fuera sigue siendo más rápida que yo y cuantos más kilómetros avanzo más lejos parece estar, hasta que, finalmente, cuando faltaban apenas un centenar de metros antes de llegar de nuevo al punto de partida y, tras una curva, una silueta muy familiar se mueve a la derecha del camino.
¡Por fin!¿Dónde habías estado?¿En qué momento te fuiste? Aunque seamos sinceros, en ese momento me la sudaba todo, incógnitas incluidas.
 

MiB0sgC.jpg?1


El júbilo inicial hace que momentáneamente olvide dónde estoy y en qué situación me encuentro, pero las sombras, que avanzan implacables me devuelven a la realidad. Estamos en mitad de ninguna parte, en pleno Noviembre y son casi las 7 de la tarde. La noche se nos ha echado encima.
Como soy el segundo ser más pejiguero del universo, sólo superado por yo mismo cuando tengo algún plan malévolo entre manos, recurro a los mil y un artilugios de mi mochila, pero ¡Oh sorpresa! Varias cosas deben haberse salido con los bandazos del coches, entre ellas justo las que me hacen falta, mi frontal y el collar luminoso de Kira, no me molesto en mirar el teléfono o siquiera si aún lo tengo, sé de sobra que es imposible tener cobertura en esta zona y, aunque así fuera, tendría igualmente que llegar hasta algún lugar accesible. Físicamente ninguno de los dos está para tirar cohetes, emocionalmente, ella está aún asustada y muy poco colaborativa y, de la tensión, yo ya no tengo cuello ¡ Me **** ***** y en toda su familia!

No hay otra, con luz o a tientas, el coche está en la otra punta, hay que volver y la única que tiene la vista lo suficientemente sensible para llevarnos hasta allí no quiere moverse.
Vamos Kira ¡Tú puedes! Pasito a paso, nos paramos, se acerca para intentar convencerme de no seguir, mientras yo trato de motivarla desesperadamente para hacerlo. 1Km, luego 2, 3... aún queda mucho y con tantas paradas vamos excesivamente lentos incluso para estar a oscuras. Resignación, hay que seguir avanzando como sea

Hace rato que escucho un motor ¿En qué dirección?¿Cómo de cerca estamos de la carretera?¿Eso es una luz?¡Sí, lo es!
A estas horas y en fin de semana,no puede ser nadie de medioambiente, forestales ni nada que se le parezca. ¿Cazadores quizá? Quizá no sea aconsejable averiguarlo pero... no hay ningún lugar al que ir y tampoco fuerzas para hacerlo, así que vamos a ver qué es y que sea lo que tenga que ser.
 

SvaX3Bo.jpg?1


Para mi sorpresa, es la pareja que encontré hace horas paseando a sus Bulldogs, el jovencito de 1 año y la mayor, con 8 añazos ya, que me dijeron sus nombres pero iba tan acelerado que ya no me acuerdo, que estaban dando unas vueltas con el 4x4 a ver si por casualidad, podían dar con la perra perdida.
Después de subirnos con ellos para emprender el camino de regreso y después de agradecérselos no sé ni cuántas veces, la respuesta que obtuve fue muy sencilla:

Hoy por ti...

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto