Shiba87

Herramientas, paseos, educación y perros

14 posts en este tema

mDwzvH9.jpg?1


Éste es un tema que plantea muchas dudas a los propietarios de perros, especialmente en los casos donde pasear con ellos supone algún tipo de problema o cuando el animal tiene alguna necesidad especial, como suele ocurrir con mucho perros braquicéfalos (chatos), de avanzada edad o convalecientes.
El gran problema es que existen multitud de opiniones y recomendaciones que se contradicen entre sí, dejando a muchos dueños o futuros dueños con más dudas que respuestas. Por ello creo que, además de los artículos anteriores cuyo objetivo era principalmente la concienciación y los métodos educativos modernos, esta vez vamos a centrarnos no en la teoría, sino en las herramientas para ponerla en práctica.

Si bien lo ideal sería que nuestros amigos pudieran pasear con libertad, el ritmo de vida actual, las leyes y otros muchos motivos impiden en muchas ocasiones que puedan hacerlo, así que nos guste o no, en alguna ocasión tendremos que recurrir a los siguientes utensilios que vamos a ver y que describiremos con detalle para que los conozcan a fondo.

 

Collar convencional

jDuPVoP.jpg?1


El elemento clásico, el más conocido y el más utilizado por la mayoría de dueños de perros. Si bien un collar adecuado a las características físicas del perro, con el diámetro y anchura correctos puede ser útil y acertado para pasear con perros educados o que pasearán normalmente sueltos, llevando la correa en muy pocas ocasiones, para un uso continuado y especialmente para casos en los que los perros tienden a tirar de la correa, el collar no es una buena opción porque concentra toda la presión en una zona muy sensible del perro, su cuello.
Una presión intensa y prolongada o brusca puede ocasionar lesiones por traumatismo, por asfixia o por interrupción del riego sanguíneo, pudiendo dejar graves secuelas en el perro.

 

9Sfyty1.jpg
 

Collar de Ahorque/Ahogo

9xztaPU.jpg?1I8F54at.jpg?1


Como su nombre indica, este collar tiene la función de asfixiar. Para ello cuenta con una o varias anillas que hacen que sea corredizo y al tirar de él se estreche oprimiendo el cuello del perro.
Si con el anterior ya dijimos que existían riesgos, en este caso aumentan exponencialmente, pues no sólo se coloca en el cuello del perro sino que su función principal es comprimirlo todo lo posible.

Esta herramienta no debería ser utilizada jamás para ningún fin.

 

Collar Martingale

60vdXNG.jpg


Aunque usualmente es utilizado con la misma función que el anterior, pero teniendo un "tope" a la hora de ahogar al perro, esta función conocida como semiahorque está muy lejos del objetivo real de este tipo de collares.

 

Los collares tipo Martingale están pensados para cerrarse hasta la talla real que utilizaría el perro. Es decir, que mientras no se ejerce presión el collar irá suelto, libre, de forma que no estropee el pelo ni sea un incordio para aquellos con cuello más sencible. Y en el momento en que aparezca tensión en la correa, se cerrará convirtiéndose en un collar normal, ajustado alcuello de nuestro perro de manera eficiente sin ahogarlo.

 

Es muy común verlo en perro de cuello fino y largo como galgos o lebreles.

 

Collar de Castigo (Mal llamado de adiestramiento)

2YsYNbz.jpg?1


Antes de hablar de esta herramienta, empezaré por algunas curiosidades en torno a ella. Resulta muy curioso que a raíz de lo que he escrito en paréntesis, frase muy utilizada por los educadores y adiestradores caninos modernos, muchos defensores de los métodos punitivos, con muy mala idea y resquemor, presenten esta herramienta como:

Collar de adiestramiento (Mal llamado de castigo)

Otra de las cosas que muchos desconocen y por extraño que parezca deja en buen lugar al creador de este artefacto, es que el collar de pinchos se diseñó originalmente para colocarse con las púas hacia fuera.
Su función era la de proteger el cuello de los perros de los ataques que podían sufrir por parte de animales salvajes mientras cuidaban el ganado, cazaban, etc.
Sin embargo, haciendo gala de lo que es verdaderamente el ser humano, apareció el típico listo de turno que empezó a usarlo del revés para mortificar al perro y así ha seguido usándose.

Este collar no sólo limita el aporte de sangre/oxígeno al estrecharse sino que se clava en la piel del perro, ocasionando heridas de gravedad en muchos casos, aunque los fabricantes insistan en que la punta de las púas están romas.
 

TbgARus.jpg?1


Si los dos anteriores están desaconsejados, este está doblemente prohibido, es horrible en todos los sentidos.

 

Collar de impulsos

xt2omun.jpg?2fToVZ0X.jpg?2


O cómo valernos de la tecnología para modernizar las torturas. Este tipo de herramienta presenta de entrada un gran inconveniente y es que son muy caros, lo que afortunadamente suele disuadir a muchos de comprarlo.
Este collar viene en diferentes versiones, cada cual con sus particularidades, propinando al perro una descarga eléctrica, vibraciones de alta intensidad, pulverizaciones de algún producto que le resulte desagradable...
El quiz de la cuestión es proporcionar un castigo al perro de manera inmediata y a distancia, habiendo incluso collares que se activan de forma automática cuando el perro realiza la acción que queremos evitar (ladrar, abandonar un recinto, saltar...).

La idea tras este invento, aparte de poder castigar al perro aunque no esté a nuestro alcance, es que este castigo no sea asociado a la figura del dueño. De esta forma y según nos cuentan los fabricantes de este tipo de productos, el vínculo afectivo no se vería afectado y los resultados estarían asegurados.
A esto sólo puedo decir que un castigo aversivo es lo que es, por mucha tecnología que haya implicada y como ya hemos dicho con anterioridad, los métodos punitivos tienen graves consecuencias

 

Arnés

sDd3OHW.jpg?1TesActT.jpg?1


Por fin llegamos a donde teníamos que llegar. Tecnología en favor del bienestar animal y la educación todo en uno.
Y como es habitual, vamos a tirar abajo algunos mitos populares que producen rechazo a la hora de utilizar arneses para llevar a nuestras mascotas y que mayormente no tienen nada de ciertos.
Antes ya dijimos que para perros braquicéfalos, que por su condición ya suelen tener problemas respiratorios, el arnés es casi que obligatorio. Un perro que tiene problemas para coger aire en condiciones normales no debe llevar nunca algo que le dificulte aún más la respiración y aquí no hay discusión posible.

Para el resto de casos, los arneses se han relacionado siempre con el trabajo de tiro, con los trineos, por tanto el saber popular nos dice que un perro al que se le coloca un arnés tenderá siempre a tirar, porque para eso sirve un arnés y el perro lo asimilará (mágicamente) así.
Es por esta razón que muchos "expertos" desaconsejan el uso de arneses o restringen su uso sólo a razas muy pequeñas, argumentando que debido a la fuerza que hay que hacer para controlarlos por la tendencia a tirar que estos producen, con razas de mayor tamaño sería inviable o directamente imposible.

La explicación a este mito es muy sencilla y es que si un perro ha sido educado para tirar o se ha acostumbrado a hacerlo, va a tirar ya lleve collar, arnés o un traje de sevillana. Sin embargo, los métodos de adiestramiento tradicional, basados en el castigo, se encuentran con un problema insalvable con el arnés porque su diseño busca evitar el dolor y el malestar al perro, no sirven para castigarlo y todos los intentos de tratar de "enseñarle" en base al dolor mientras lleva un arnés resultan inútiles.
Utilizando métodos educativos modernos y respetuosos con el animal mientras lleva un arnés adecuado lo que conseguimos es un paseo y unas sesiones de aprendizaje agradables, lo que se traduce en una asimilación mucho más rápida de los conceptos y una mayor predisposición para aprender y colaborar por parte del perro. Algo que sería más complicado o imposible de conseguir con herramientas que provocan dolor al animal.

 

Así mismo en lo que se refiere al control, un arnés permite cubrir un parte importante del torso del perro, al contrario de como ocurre con el collar que se limita a una sección muy específica. Además para el perro, el cual simplemente dándose la vuelta, agachando la cabeza y tirando hacia atrás podría quitarse muy fácilmente un collar, le será muchísimo más complicado zafarse mientras lleva puesto un arnés.

El arnés es una herramienta que cuenta con numerosos diseños y modelos diferentes según las características del perro al que va destinado y la actividad que va a realizar.
Vamos a nombrar algunos de los más comunes aparte del arnés convencional o de paseo del que acabamos de hablar
 

Arnés de cabeza (Ronzal)

BaByuXR.jpg?1if8UFjy.jpg?1


A este tipo de arnés colocado en la cabeza y siendo el más conocido el de la marca "Halti", se utiliza para educar a aquellos perros con tendencia a tirar de la correa.
El principio es bastante simple, cuando el perro tira, como la correa está sujeta a la base de la cabeza, el perro rota sobre sí mismo y acaba mirando en sentido contrario al que quiere ir.
Para esto son necesarias 2 correas o al menos dos enganches, tanto por seguridad como por control. Uno iría sujeto directamente al arnés de cabeza, que es con el que realizaríamos el procedimiento "educativo" y el segundo estaría sujeto al collar o al arnés de toda la vida para ayudarnos en el manejo y también como medida de precaución por si el arnés de cabeza se suelta o se rompe.

Si bien el principio en el que se basa no es malo de por sí, las continuas torsiones de cabeza sí lo son y en casos donde el problema de tirones sea severo aún más.
Salvo que sea para casos realmente complicados, el uso de este tipo de arneses no es muy recomendable y requiere de un trabajo de habituación previo y una técnica de uso muy depurada. Desechando el Halti, el único modelo del mercado que es bastante eficiente, es el Gentle-leader, que fue el primero que salió al mercado.

 

Arnés pectoral

U94eYT1.jpg?1aZBVk9r.jpg?1


Basado en el mismo principio que el caso anterior, esta herramienta soluciona el problema de las torsiones de cabeza colocando el punto de enganche más abajo, en la parte frontal del perro.
De esta forma, la presión se reparte por el pecho del animal sin lastimarlo y el efecto es el mismo que el descrito anteriormente, cuando el perro tira acaba dando la vuelta para quedarse mirando en sentido contrario.

Esta herramienta sí que podríamos utilizarla para corregir este tipo de problemas de conducta o más bien falta de educación, aunque teniendo bien presente que tras la compra y una vez resuelto el problema ya no nos servirá para nada más.
Al contrario que en el caso anterior, realmente no son necesarias 2 correas o dos enganches, pero tanto por seguridad como por control sí muy recomendables. Utilizando ambas manos iríamos guiando al perro con el arnés pectoral y el convencional al mismo tiempo y también contaríamos con una medida adicional de seguridad por si el arnés pectoral se suelta o se rompe.

 

Hay que tener en cuenta  un detalle importante y es que para los arneses de pecho existen dos modelos muy diferenciados. El que hemos descrito, fijo y cuya única función es ejercer control y otro muy diferente que se estrecha oprimiendo el pecho del perro y, en muchos casos, haciendo quemaduras en la zona donde desliza el nylon. Este segundo tipo de arnés no es conveniente utilizarlo.

 

Sense-ible o Sense-ation son los modelos más recomendados e, irónicamente, el arnés Gentle-leader uno de los desaconsejados

 

Mushing

cpUmKoN.jpg


Posiblemente éste sea el arnés para perros que a todos se nos viene a la mente cuando hablamos de este tema, el arnés de trabajo que utilizan los perros para tirar de los trineos en la nieve.

 

Bikejorking / Skijoring

tl3cNK6.jpg?1MGPjl71.jpg?1


Además del trineo, actualmente también se utilizan los perros de tiro para multitud de deportes diferentes, estando entre ellos el tiro de bicicleta/triciclo o la travesía con skíes

 

WeightPull

cgBji0F.jpg


Al margen de que sea una animalada (en el mal sentido), es la definición más pura de deporte de tiro. Auténticos practicantes de halterofilia canina capaces de arrastra varias veces el peso equivalente a su masa corporal.

 

Canicross

bKSIWOA.jpg?1


Correr con nuestro perro llevado al máximo nivel, una manera perfecta de disfrutar con él y mantenernos en forma al mismo tiempo.

 

Alforjas

oNJ0MUZ.jpg?1TWjIiN7.jpg?1


Un interesante complemento para que los perros más aventureros lleven consigo todo lo necesario para sus travesías por la naturaleza.

 

 

Salvavidas

MBiVH2r.jpg?1Vb9Y7DN.jpg?1

 

Diseñados inicialmente para perros de salvamento (En el siguiente pueden verlo) y posteriormente adaptados para que cualquier perro doméstico pueda disfrutar en el agua sin peligro.

 

Policía/Ejército/Rescate

Gkds5Lr.jpg?1


Normalmente pondría la imagen de un perro policía con su característico arnés K9, que es seguramente se nos ha venido primero a la mente, pero creo con este Terranova de entre 60 y 70 Kg realizando labores de salvamento en el agua podemos dar el golpe definitivo al mito del arnés :lol:
Al igual que este ejemplo existen mil más, perros detectores de bombas, de rastreo, de rescate en la nieve... todos ellos ataviados con su "uniforme" de trabajo característico.

 

Perros de servicio

C8OSMNp.jpg?1aDWZh92.jpg?1


Los vemos en muchas ocasiones siendo de gran ayuda a personas invidentes, con movilidad reducida o necesidades especiales que requieren una atención constante. Estos perros, además de un riguroso entrenamiento, necesitan contar con herramientas que les permitan realizar su trabajo de manera adecuada.

 

Correas



Porque ya hemos hablado de los elementos de sujeción, ahora toca hablar de lo que viene a continuación, es decir, las correas.
Como norma general, una correa debe ser lo suficientemente larga como para que el perro pueda pasear de manera cómoda (y nosotros también) y al mismo tiempo proporcionar cierta seguridad en los casos que sea necesario hacer uso de ella. Lo ideal sería que no la llevara ningún tipo de sujeción como ya dijimos, pero como en muchas ocasiones es necesario, procuraremos que sea lo más cómoda y adecuada posible. Esto implica que una correa debe tener como mínimo unos 2 metros de largo, siendo lo más recomendable entre 2.5 y 3 metros de longitud.

Existen multitud de modelos y materiales diferentes para las correas, así que vamos a hablar un poco de algunos de ellos.

 

Correas Nylon

vtjxtyT.jpg?1xxG0LOP.jpg?1


Posiblemente las más comunes a día de hoy y las que podemos encontrar con mayor facilidad en cualquier tienda. Son resistentes y duraderas y su precio es bastante asequible. Podemos encontrarlas principalmente en dos formatos, las de sección cilíndrica o las de tira plana.
Estas correas presentan dos inconvenientes. El primero es que es complicado encontrar correas de la longitud y el grosor adecuados, especialmente cuando se trata de perros grandes.
El segundo y principal problema es que el Nylon es un material bastante abrasivo y al deslizarse por la piel produce quemaduras. Algo a tener muy en cuenta ya que es una herramienta que vamos a manipular continuamente.

 

Correas cuero

11fw64J.jpg?29GMIqMd.jpg?1


Clásicas y de un material más natural, las correas de cuero tienen la ventaja de no ser abrasivas, así que podemos manipularlas con confianza. Al igual que en el caso anterior puede que no las encontremos en el tamaño y grosor adecuados fácilmente.
La principal desventaja de este tipo de correas es que el cuero es algo que a los perros les suele gustar mucho morder, en un descuido podemos quedarnos sin ella :sweat:

 

Correas metal

LMCJ9n3.jpg?1lLG4FK9.jpg?1


Sin duda las más resistentes si las cuidamos bien y no son nada abrasivas. Además de presentar el mismo inconveniente que las anteriores, el no poder encontrarlas del tamaño adecuado, estas correas presentan dos problemas.
El primero es el peso del metal, algo que puede resultar molesto para el perro y para nosotros. La segunda son los eslabones, que pueden ocasionar más de un tirón al enredarse en ellos el pelo del perro. Y ya si hablamos de las soluciones "rusticas" como las de la primera imagen, nos destrozaremos las manos.

 

Cables de acero

AvjV47k.jpg?1zRxSozv.jpg?1


Como alternativa a las correas de eslabones metálicos tenemos los cables de acero forrados en material flexible. La longitud en este caso no sería un impedimento ya que con un mosquetón y una empuñadura adecuada (no como la de la 2ª imagen) tendríamos una correa muy resistente simplemente comprando un cable tan largo como necesitemos.
La pega sería quizá su relativamente poca flexibilidad pero es una herramienta muy útil para movernos con perros "escapistas" a los que les guste romper correas :wacko: .

 

Cintas/Correas de adiestramiento

NgbwNja.jpg?1YDjkVTy.jpg?1


Como su propio nombre indica, son correas pensadas para el trabajo de adiestramiento. Son de dos tipos y podemos verlos en las imágenes de ejemplo.
La primera es una tira larga de nylon, cuero u otro material que tiene mosquetones a ambos extremos y diferentes anillas que nos permiten enganchar uno de ellos en distintas posiciones para jugar con la distancia de la correa según lo necesitemos.
La segunda es básicamente una tira muy larga, llegando a longitudes de 20 metros o más. Se suele utilizar para trabajos que requieran control a la vez que una movilidad muy amplia.
Si bien ambas son correas muy adecuadas, la segunda puede ser engorrosa para usarla en el día a día al ser excesivamente larga.

 

Flexi

dF2asXp.jpg?1


Nuevamente la tecnología nos trae un invento que a primera vista parece una maravilla, pero que tiene muchos inconvenientes. La idea de una correa extensible es llamativa y nos da a entender que ofrece libertad al perro y comodidad al dueño, pero esto tiene un precio.

Durante ciertas etapas, como pueden ser los primeros meses de cachorro, donde nos importa más que explore y ejerza como lo que es en lugar de ir pegado a nosotros, puede resultar una alternativa interesante a las correas largas sobre todo por lo revoltosos que suelen ser los perros a esta edad. De resto, para el día a día y para tener un buen control y un paseo relajado, no son demasiado útiles.

En primer lugar, dado que el mecanismo de recogida y el grosor del cable no pueden ser demasiado voluminosos, los Flexi no sirven para perros de gran tamaño o de poco longitud, sólo para perros pequeños y de tamaño medio (A menos que el Flexi sea gigante y en ese caso resultaría incómodo).
En segundo, aunque la correa es extensible y permite que el perro pueda alejarse, el proceso contrario es otra historia y tratar se hacerlo por la fuerza con las manos en un momento de necesidad nos puede dejar quemaduras peores que las producidas por una correa de Nylon.
Pero el principal defecto es, precisamente, el mecanismo que recoge el cable y que mantiene una tensión constante que el perro tiene que vencer para moverse. Esto nos da un único resultado y es que el animal aprende que para llegar a cualquier parte tiene que tirar (e irónicamente resulta que no es un arnés :P)

 

 

Correas cortas o "Puños"

O4n33th.jpg?1nNaxCNe.jpg?1


Como hemos dicho ya, una correa debe permitir movilidad al perro, algo que estos... elementos, porque no llegan a ser correas, restringen al máximo. Con la falsa idea de controlar al perro "en corto", estos "puños" nos obligan a ejercer una fuerza enorme y constante para hacer algo que no sabría definir qué es, pero pasear con un perro no. Nos tropezaremos constantemente con el animal y éste con nosotros, lo frustraremos, muy probablemente acabará convirtiéndose en un ser muy ansioso y, al final, no tendremos ni una pizca de ese control que supuestamente buscábamos.

 

Correas con múltiples ramales

Ubbp6yj.png?1

 

No es una correa en sí misma sino más bien una solución para llevar más de un perro a la vez con la misma correa. Al ir atados entre sí lo perros se darán tirones mutuamente, por lo que el paseo no les resultará nada agradable y al ir tan juntos, el roce, los choques constantes y la ansiedad que se genera alrededor de todo esto podría llegar a ocasionar más de una pelea.

Es mejor evitar este tipo de herramientas.

 

Correas para actividades especiales

Eg9llSQ.jpg?1


Al igual que existen arneses para distintos usos, también las correas asociadas a estos tienen una serie de características especiales. El ejemplo de la imagen es una correa de Canicross con amortiguación para evitar tirones y un mosquetón de liberación rápida para soltar al perro en caso de urgencia.
Existen también cables y correas específicas para skijoring, bikejoring, etc. Cada cual diseñada para desempeñar de la mejor manera posible su función

 

Bozales


Si bien es algo que jamás deberíamos usar y que a los perros les resulta muy frustrante, por lo que tendremos que realizar un trabajo previo de habituación para empezar a usarlo, hay casos en los que es necesario, bien por cuestiones legales o en momentos de necesidad.

Existen dos tipos principales de bozales de los que hablaremos ahora.
 

Bozal Flexible/de tela

tXh8bd4.jpg?1


Fácil de colocar, ajustable y seguro. Los bozales de tela o de nylon son una alternativa fácil y rápida para usar en momentos puntuales, como visitas al veterinario, pero no son aconsejables para usar durante el paseo o por tiempo prolongado ya que impiden al perro abrir la boca para transpirar, haciendo que aumente su temperatura corporal, respiren de manera inadecuada y, en definitiva, suponiendo un riesgo para su salud.

 

Bozal de rejilla

Lt4ZJzA.jpg


Aunque a primera vista su aspecto es más amenazador, estos bozales construidos en cuero, plástico o metal son la solución adecuada para el uso prolongado, ya que no impiden que el perro abra la boca para respirar y transpirar. Eso sí, habrá que elegir un modelo y talla adecuados a las características del perro y que no le produzca rozaduras al llevarlo puesto. La idea es que a pesar de llevarlo esté lo más cómodo posible.

 

Una marca interesante a la hora de hacernos con uno es Baskerville (sí, como la novela de Conan Doyle), con un buen ajuste, acolchado, posibilidad de comer y beber... en fin, una maravilla.

 

Conclusiones


En esta ocasión creo que podemos reducirlo a una fórmula sencilla. Para elegir el material adecuado para nuestra mascota, sea lo que sea que estemos planeando utilizar, lo haremos pensando que quienes lo van a usar luego seremos nosotros, no el perro.
Si la conclusión a la que llegas es que estarías dispuesto a que alguien utilizara dicha herramienta contigo sin reparos, podemos considerar que es la adecuada.
Y puedo asegurar que siguiendo este método los fieles defensores de los collares de castigo pasarían a ser sus más acérrimos detractores en cuestión de segundos :silba:

 

Y para más señas, dejaremos que sea la propia Turid Rugass la que nos ilustre acerca de las herramientas de paseo

 

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Buen post si señor.

Yo siempre los he tenido a los mios con Arnés de esos que se engancha la correa detras ,solo le pongo la correa cuando hay gente por alrededor por el miedo que tiene la gente no por ellos, por que nunca se separan de mi lado ,de hecho despues de enseñarlos con juegos siempre estan a mi lado sin necesidad de pegar ni un grito ni un tiron.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Yo empecé a usar hace poco el arnés de la foto de ejemplo (el de la derecha claro :sweat:) El acolchado es una pasada, dan ganas de ponérselo y todo de lo suave que es :jojojo:

El único "inconveniente" que le veo es que la tira de la parte inferior no es fija, se desplaza a izquierda y derecha con la idea de que al perro no le moleste, pero es tanto que al final, por exceso, puede llegar a dar casi que la vuelta completa :sweat: Pero nada que no pueda solucionarse en un par de segundos :silba:

 

SlGaHLt.png?1

 

De resto... pues lo normal en perros que levanten más de dos palmos del suelo Si las miradas matasen ya me habrían apuñalado, desmembrado, quemado y vete a saber qué más sólo por salir a la calle acompañado :jojojo:¡Cuidado que viene el lobo!

 

CuCD0GE.jpg?2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Currazo!! :aplauso:

 

A mi tambien me hablo el "inteligente" del arnes y me dijo que mejor collar, no tuvo reparos en venderme el flexi, casualmente ahora veo que hace peor efecto el flexi, sinceramente lo habia notado pero no lo habia asociado al flexi si no a mania del perro a estirar.

 

Mi objetivo es poderlo llevar suelto y que el vaya lo mas relajado posible, por que asi me lleva a mi tambien relajado :jojojo: si egoismo puro :jojojo: por esta zona es bastante tranquilo aunque hay bastantes coches tardo 2m andando en llegar a zona rural donde no pueden pasar, pero todavia tengo que sujetarlo un poco ya que si ve a algun@ no atiende a razones y cruza la carretera/calle sin atender a llamadas haciendo parar a los coches, hasta que llegue el dia que no paren :(

 

Aprovechando que esta semana hay que ir al veterinario le mirare un arnes ya que tira bastante y muchas veces jadea (cuando se cruza con otros perros y quiere ir a saludarlos/jugar) :)

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Estaba corrigiendo una cosa, porque la marca de arnés pectoral no es Gentle-leader sino Sense-ible y de rebote me he encontrado con la que creo es una de las mejores excusas que he oído sobre este tema

no lo veo tan natural eso de atar al perro por la espalda

La próxima vez que asista al nacimiento de un perro veré dónde traen atada la correa de forma "natural" :jojojo:


Lo del flexi hay que verlo con un poco de perspectiva. cualquiera de nosotros, al estirar la correa de un flexi apenas nos esforzamos, pero un perro de 2 o 3 Kg lo ve de una manera muy distinta, es un resorte que le está haciendo la puñeta todo el rato :sweat:

Al pasar de "flexi + collar" a "Arnés + correa larga" hay dos posibilidades. La primera es que al sentirse cómodo y sin nada que tire de él vaya más relajado, al menos de entrada.
Y el caso contrario, como alguien que está acostumbrado a vencer una fuerza, cuando ésta desaparece de repente puede que salga disparado :jojojo:
 

El resto es mejor verlo que decirlo

(¿Qué herramientas usa? :silba:)



 

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Lo del flexi hay que verlo con un poco de perspectiva. cualquiera de nosotros, al estirar la correa de un flexi apenas nos esforzamos, pero un perro de 2 o 3 Kg lo ve de una manera muy distinta, es un resorte que le está haciendo la puñeta todo el rato :sweat:

Y la tensión del flexi a un perro de unos 35-40kg creéis que le puede afectar? Es fan de tirar, pero por suerte solo le tenemos que atar los primeros 2-3 minutos del paseo, al lado de casa tenemos ya el campo. Editado por kakahuete

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Supongo que cuando lo compramos cogimos el tamaño adecuado para el peso, pero no es mucho más grande que una mano y como unos 5cm de ancho.

Pues entonces habrá que empezar a usar la otra (cadena metálica con empuñadura de cuero), que aunque sea demasiado corta para el poco tiempo que va atado supongo que no le importará mucho... Eso sí, él aparentemente va feliz salga como salga :jojojo:

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Aquí es cuando hay que aplicar la teoría al mundo real y para dos minutos que va a estar el perro "atado", mientras no genere un problema, tampoco te rompas mucho la cabeza, llévalo medio flojo o prueba a practicar a ir "relajados" al principio y al final del paseo.... Y ya el día que se rompa el Flexi se sustituirá por algo más acorde, pero mientras, se aprovecha "lo que hay" :sweat:

 

A mí mismo me haría falta una correa de Canicross porque la que tengo no amortigua. Pero son 60-70€ y hace falta también cinturón, que es otro tanto y un arnés a juego, que es todavía más.... así que mientras no se rompa lo que tengo ahora y pueda conseguir otra cosa.... la enrollaré un poco para que no llegue al tope :jojojo:

 

Entre flexi largo y cadena corta... habría que valorar cuál le va mejor, cuestión de probar. Aunque yo apuesto por el Flexi. Cierta libertad tirante antes que cortas pero suaves restricciones :silba:

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Gracias :D

 

No sé si te has dado cuenta de lo que has hecho, pero ya no solo eres el gurú de GNU/Linux capaz de "arreglar" cualquier problema del debianita medio perdido, sino que ahora también eres el experto en mascotas y adiestramiento :jojojo:

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Gracias :D

 

No sé si te has dado cuenta de lo que has hecho, pero ya no solo eres el gurú de GNU/Linux capaz de "arreglar" cualquier problema del debianita medio perdido, sino que ahora también eres el experto en mascotas y adiestramiento :jojojo:

En realidad siempre he hecho lo mismo, sólo que con diferente enfoque ¿O cómo te crees que averiguo ciertas cosas sin que me las digan? Mucha práctica en otros campos, la bola de cristal es sólo la tapadera :maligno:

 

Pero tú no digas nada, que luego van a empezar a exigirme que les ayude a instalar la gráfica y les rasque la barriguita.... y ahí sí que no :jajaja:

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Mis perros hasta hace 2 años llevaban collar. Claro que hace 2 años sólo tenía a Lola, que es una perra pequeña de 4kg que no tiraba de la correa. Ahora sí que tira: le enseñó Bluss :jojojo: pero eso, al ser pequeña no importa mucho. Y como llevan todos arnés...

 

El collar sólo lo llevan por la placa identificativa. No creo que pase nada, pero no está de más.

 

El arnés sense-ible lo usa Bluss y lo usaba Kira. El único inconveniente que le veo es que si es un perro con tendencia a tirar mucho, se le pueden formar rozaduras en las axilas. Por lo demás, no hay nada que una chuche no pueda arreglar.

Editado por Shizen

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión