Ir al contenido

Recommended Posts

nw1woyr.jpg?1

 

La he nombrado en más de una ocasión pero nunca me había parado a tratar de explicarla y dado que es uno de los pilares básicos de los arcaicos métodos de adiestramiento tradicional y una de las metas más peligrosas que buscan siempre al trabajar con un perro, creo que merece la pena hacer un pequeño inciso en este tema tan particular.

En primer lugar debemos entender que, ante cualquier estímulo, un ser vivo reacciona de manera consciente o inconsciente de una forma determinada, aunando lo racional y lo emocional. Por decirlo de una forma sencilla, reaccionamos en función de lo que sentimos y de lo que sabemos.

Antes de continuar voy a hacer lo que muchas facultades universitarias y etólogos hacen durante sus clases, poner uno de los peores ejemplos posibles para luego explicarlo.



¿Qué acabamos de ver? Es un método maravilloso que ha conseguido educar a un perro en apenas un día ¿Qué hay de malo en él?

Ahora es cuando vamos a explicar detenidamente qué es lo que llamamos indefensión aprendida.
Como dijimos más arriba, un perro reacciona ante un estímulo en base a lo que siente y lo que ha aprendido.
La indefensión aprendida aparece cuando en la misma situación, el perro se ve incapaz de hacer nada, por más que "luche" se encuentra "indefenso" ante ese estímulo y esa idea queda tan afianzada en su cerebro que llega un momento en que ocurra lo que ocurra ya ni siquiera intenta reaccionar.
Esto en los seres humanos se lo diagnosticaría como una depresión profunda, un caso serio que necesita tratamiento cuanto antes. Sin embargo, según el adiestramiento tradicional, estaríamos hablando de un perro "equilibrado", "sumiso", "educado"...

Uno de los primeros experimentos que se realizó durante los 60 para comprobar y estudiar los efectos de la indefensión aprendida consistía en unas jaulas con 2 grupos de perros.
A ambos grupos se les administraba una descarga eléctrica, pero mientras al grupo 1 se le daba la opción de evitarla, bien saltando una barrera o pulsando un botón, al segundo grupo los dejaban sufrir sin ninguna opción, parando la descarga de forma aleatoria (Realmente eran los perros del grupo 1 los que detenían el transformador al pulsar el botón, pero los perros del grupo 2 no podían saberlo)

Después de un tiempo, se colocó tanto al grupo 1 como al 2 en una jaula que contaba con una manera para escapar de la  descarga eléctrica, un separador que había que saltar. Tras conectar la corriente eléctrica se observó como los perros del grupo 1 inmediatamente saltaban la barrera para escapar de la descarga. Habían aprendido una forma de evitar el estímulo, al sentirlo sabían qué hacer y reaccionaban en consecuencia.
Mientras tanto los del grupo dos simplemente se desplomaban gritando en el suelo, sin moverse, sin hacer nada. Estos perros estaban en un estado de indefensión aprendida. Nunca habían tenido posibilidad de escapar del estímulo, así que aún teniendo ahora los medios para hacerlo, ni siquiera lo intentaban.


Para hacernos una idea de lo fácil que es llevar a un ser vivo a un estado de depresión por indefensión aprendida, aquí tenemos un pequeño experimento que hizo una profesora de psicología, no con perros, sino con estudiantes universitarios



Como las dos primeras palabras eran irresolubles (estaban indefensos ante ellas) y estaban sometidos a la presión de ver cómo el grupo 1 respondía casi instantáneamente a lo que ellos no podían, al llegar a la tercera palabra tardaron muchísimo en resolverla y muchos ni siquiera lo intentaron.
Tres palabras, un papel y cinco minutos, no ha hecho falta más para llevar a un grupo de universitarios a un estado de indefensión aprendida.


Ahora quiero que vuelvan al mal ejemplo que pusimos al principio, esta vez sin escucharlo, no hagan ningún caso a lo que dicen, simplemente bajen el volumen y observen atentamente lo que pasa.



El primer paso es simple y evidente, reprimir a la perra, impedirle reaccionar, que no pueda hacer nada, que se sienta indefensa (no pueden oírlo, pero llega a decir que ni siquiera le va a permitir que que huela). Para eso basta ahogarla con un collar puesto en una zona muy sensible y retenerla de forma contundente hasta que sea más manejable.
Ante este estímulo aversivo la perra lucha, siente miedo, se ve acorralada, está ansiosa, frustrada y ve como todos sus intentos por tratar de salir de esa situación son en vano.

Nos fijamos en su lenguaje corporal en este punto, su postura es algo encorvada, tiene la cola entre las patas, mira a todas partes como buscando una salida pero sin fijarse realmente en nada, en sus ojos se puede leer claramente el miedo y se ven claros signos de ansiedad.

Pasan unos minutos y gracias a una estupenda edición de vídeo podemos ver a la perra paseando perfectamente con ellos. Maya está "educada", por tanto deberían haber cambios significativos en su lenguaje corporal, pero si nos fijamos ¿Qué vemos?
Pues vemos exactamente lo mismo que vimos antes pero con menos intensidad física por parte de la perra. Su estado emocional no ha cambiado, sigue sintiendo el mismo miedo, la misma ansiedad, pero ha dejado de luchar porque ahora sabe que no le va a servir de nada, está indefensa. Ha llegado al estado de indefensión aprendida.

Tenemos un nuevo corte y... no contentos con el resultado inicial, deciden llevar la represión a un nuevo nivel y no sólo irá contenida por la correa sino que tendrá un sobrepeso considerable que limitará sus movimientos.
Dicho simple y llanamente, la van a apretar hasta que reviente. ¿Qué cambios apreciamos en su lenguaje corporal? Sólo uno, ahora además de lo anterior la perra está sometida a un estrés físico importante.

 

Este otro vídeo muestra uno de los más brutales ejemplos de técnicas que buscan la indefensión aprendida y, casualmente, el protagonista es el mismo :icon_ouch:

En éste vamos a ver de todo, desde toques, gritos, bozales, tirones hasta el más que famoso y destructivo Alpha Roll y, como él mismo dice, lo que busca es encontrar el límite del perro para romperlo y no importa cuanto tarde en hacerlo, lo machacará hasta llegar a su "sumisión", otro eufemismo de lo que nosotros ya conocemos, porque no hace otra cosa que llevar al perro a un estado de indefensión aprendida.

 

 

A los 51 segundos de empezar el vídeo tenemos una muestra de lo que se llama prepotencia, ego desmedido y no tener ni p*** idea de lo que se está haciendo.  Buen bozal, de lo contrario ahora no tendría dedos. Como "buen" ""profesional"", ahora se lo ha tomado como algo personal y el castigo se vuelve más que desproporcionado. Apenas un minuto y ya tenemos el Alpha roll.
Luego, a los 2 minutos 35 segundos, observamos que su postura para, según nos cuenta, "relajar" al perro le ha provocado poco menos que una taquicardia, lleva casi 10 minutos luchando, jadea como un loco, le falta el aire y mantiene la boca abierta para poder transpirar (lo que para nosotros sería sudar como un cerdo) a causa del estrés que ha padecido.

 

 

A simple vista, la perra del primer vídeo pasea "bien" por la calle, pero internamente su estado emocional no ha cambiado para mejor, seguramente todo lo contrario y, por suerte o por desgracia, la indefensión aprendida puede superarse y los perros lo hacen.
Esto significa que tenemos una perra que no ha aprendido nada, su estado emocional es peor que cuando empezamos a trabajar con ella y únicamente está "contenida". Con el agravante que antes nosotros éramos su apoyo, su guía y ahora nos convertimos en parte del problema. Hemos deteriorado el vínculo afectivo que nos unía a nuestro perro y a partir de ahora se lo pensará dos veces antes de confiar en nosotros.

Con el perro del segundo vídeo el pronóstico es aún peor porque la forma de llevarlo a ese estado de depresión profunda ha sido mucho más destructivo.

 

Tras este "tratamiento" se presentarán dos casos muy típicos. La indefensión aprendida será superada y el perro volverá a hacer lo mismo o algo peor, pudiendo ser incluso una bomba de relojería si lo que hemos contenido eran reacciones "explosivas" y/o agresivas. Lo que provocará un desconcierto en el propietarios porque:

Hace unos días era un perro educado y maravilloso, no sé lo que puede haber pasado

O

El adiestrador le enseñó y estaba bien, tendremos que llamarlo de nuevo a ver qué pasa

La solución que plantea el adiestramiento tradicional a este efecto secundario es, ni más ni menos, repetir el mismo proceso una y otra vez, aumentando su intensidad si hiciera falta, para mantener al perro deprimido, insensible y "contenido". Algo que dicho en la jerga del mundillo sería:

Un ejercicio constante para erigirnos como el alfa dominante de la mandada para que nuestro perro se mantenga equilibrado y sumiso

Para rematar el asunto, este "ejercicio" consiste principalmente en una única cosa de la que ya hablamos anteriormente, hemos visto en el 2º vídeo y conocemos perfectamente sus consecuencias. Para mantener el estado de indefensión aprendida lo que hacemos es Castigar al perro. Para que "aprenda"
 

Editado por Shiba87
Brutal ejemplo de indefensión aprendida

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Una gran verdad,yo lo siento mucho por la gente que le gustan estos programas de moda pero a mis perros nunca en la vida les he tenido que intimidar ni tratar de esas maneras,esta claro que he tenido perros de todas las clases y maneras algunos muy rebeldes y otros muy tranquilos pero todos con cariño y con juegos siempre se han enseñado.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Aclaro que no es que tenga algo especial en contra de... pero cuando buscas un mal ejemplo que se vea bien claro, casi siempre son los mejores que encuentras. Aparte de que es lo más conocido, lo que más se ve.

 

Pero tengo que decir que en ocasiones como ésta, en las que analizo primero lo que veo y después lo escucho, siempre tengo la impresión de que esto fue grabado primero y luego han metido la voz (No, no me refiero al doblaje :P). No coincide nada de lo que está pasando con las explicaciones que se están dando.

 

Imagen: Perra con un ataque de ansiedad que huye aterrorizada

 

Los guionistas lo ven y dicen... "vamos a inventarnos un guión en plan Hollywoodiense para justificar lo que hace que no suene demasiado mal y quede bien en pantalla".

 

Explicación: Está dominándonos, ella siempre es la que le dice a los humanos qué deben hacer

 

Música de fondo, mucha edición de vídeo y.... episodio listo para ser líder de audiencia :big_boss:

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Acabo de toparme con él y es uno de los ejemplos más claros y brutales de cómo llevan, mediante las arcaicas técnicas tradicionales, sin ningún escrúpulo y sin reparar en castigos físicos y psicológicos, a un perro al estado de indefensión aprendida.

Y mira por dónde, otra vez es el mismo mal ejemplo de siempre :icon_ouch:

(0'51'' eso es lo que se llama prepotencia, ego desmedido y no tener ni p*** idea de lo que se está haciendo.  Buen bozal, de lo contrario ahora no tendría dedos

2'35'' vemos como su postura para "relajar" al perro le ha provocado poco menos que una taquicardia, lleva casi 10 minutos luchando, jadea como un loco, le falta el aire y mantiene la boca abierta para poder transpirar, lo que para nosotros sería sudar como un cerdo a causa del estrés.

 

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Invitado
Responder en este tema...

×   Has incluido contenido con formato.   Eliminar formato

  Sólo se permiten 75 emoticonos como máximo.

×   Tu enlace ha sido insertado automáticamente.   Deshacer y mostrar como enlace

×   Su contenido anterior ha sido restaurado.   Limpiar editor

×   No puedes pegar imágenes directamente. Súbelas a algún hosting de imágenes y pega la dirección URL

Conéctate para seguir esto  

×
×
  • Crear Nuevo...