Ir al contenido

Recommended Posts

QF4yxZF.jpg?1

 
Si hay algo a lo que somos adictos, especialmente los hispanohablantes es a las celebraciones, prácticamente todos los días del año celebramos algo y y todas esas celebraciones viene acompañadas de excesos, locuras y un enorme alboroto.
Para nosotros, puede suponer una oportunidad única para desinhibirse, para hacer el vago, para salir... pero para nuestros amigos de 4 patas, especialmente para aquellos que sufren de Ligirofobia (miedo a los ruidos fuertes), aunque comunmente se hable de Acustofobia (miedo a los ruidos), lo que engloba las explosiones de los fuegos artificiales, los claxons de los coches, gritos de la gente, etc, pueden suponer una verdadera tortura.
 

09uK2je.jpg

 
Es un mal que afecta a muchísimos perros y que en la mayoría de los casos no se intenta remediar o se hace de muy malas maneras, con lo cual el pronóstico va agravándose más y más hasta pasar de un pequeño susto a una situación verdaderamente peligrosa para la salud de nuestra mascota.
 
Un tratamiento adecuado para la Fobia a los ruidos fuertes comienza por la desensibilización progresiva, que no es otra cosa que hacer que el perro se enfrente a aquello que teme en un entorno seguro y controlado empezando por dosis muy pequeñas en intensidad y duración y conforme el perro vaya cogiendo confianza podremos aumentar el nivel subiendo poco a poco la intensidad y aumentando la duración.
En este caso concreto, ya que no podemos disponer de fuegos artificiales con volumen regulable :P, recurriremos a grabaciones que podemos encontrar en multitud de sitios en la red o incluso CDs recopilatorios de sonidos de todo tipo.
 
Importante: Sesiones cortas, frecuentes pero espaciadas. El perro tiene que contar con tiempo suficiente para asimilar la terapia, recuperarse del estrés al que lo hemos sometido (Sí, no es otra cosa) y estar descansado y sereno para poder continuar. No sirve de nada torturarlo con ruidos durante horas en un sólo día, lo único que conseguiríamos es desquiciarlo aún más.
 
Otra parte viene de mano del contracondicionamiento, que dicho de forma simple es tratar de convertir ese estímulo aversivo en algo positivo para nuestro perro.
OJO: Esto no implica que cada vez que suene un ruido vayamos corriendo a "consolar" al perro, esto es un error muy común y produce un efecto totalmente contrario a lo que queremos conseguir, porque nosotros somos una referencia para nuestro perro. Si al oír el ruido empezamos a actuar de manera anormal (nos alteramos y/o vamos corriendo hacia él) le estamos confirmando que, efectivamente, algo muy malo está ocurriendo y eso lo rematamos al "consolarlo", porque con eso no lo estamos tranquilizando sino reforzando ese estado de miedo.  En pocas palabras, el mensaje que le transmitimos al perro es:
 

Está pasando algo muy malo. Haces bien en tener miedo

 
El perro nos tomará como referencia, así que a nosotros, un simple ruido nos da igual, no puede hacernos daño, no cambia nuestro estado de ánimo en absoluto. Pero...mira qué casualidad, cada vez que un ruido suena me entran ganas de hacer algo divertido, se me cae comida al suelo, tiro la pelota... El ruido no desencadena algo malo, sino divertido.
 

ZksVrAZ.png


 
En este punto también tenemos que ser realistas, de la misma forma que podemos y debemos tratar esta fobia que afecta a nuestra mascota, quedan apenas unas horas para que empiecen los problemas y la "magia navideña" sólo se da en las películas. A estas alturas lo más que podemos es prepararnos para tratar de minimizar los efectos y paliar los síntomas de la mejor manera posible.
 
Empezaremos por ser conscientes del problema que tiene nuestro perro y del día que es hoy. Bajo ningún concepto pasearemos con él por la calle en los momentos más críticos de la celebración. Elegiremos los momentos de más calma para el paseo y antes de que empiece la fiesta, habilitaremos nuestro hogar para nuestro perro, cerrando puertas y ventanas para minimizar el ruido y evitar posibles escapes si el perro entra en pánico.
Cuando el perro empiece a sentir miedo buscará un "refugio" donde sentirse seguro, cobijado, a salvo. Si sabemos de antemano cuál es su refugio habitual podemos intentar hacerlo más confortable, poner cerca su comedero, algo donde pueda echarse cómodamente...
Si por el contrario sale huyendo y se mete en cualquier lugar al azar, no debemos intervenir, no intentaremos sacarlo de ahí (Salvo que el lugar elegido suponga un gran peligro para él y que no quede otra opción), como ya dijimos antes NO vamos a ir a consolarlo. Estaremos a su lado, tranquilos y con actitud positiva.
Podemos intentar "disimular" un poco los ruidos con otros que le resulten más familiares, el sonido de la televisión, la radio... Eso sí, sin pasarse, no queremos asustarlo aún más.
 
Los remedios farmacológicos, aunque usuales, no son recomendables sin la estricta supervisión de un veterinario. Además de los posibles efectos secundario y el peligro de no acertar con la dosis adecuada, se comercializan diversos productos que dicen ayudar al perro a relajarse en este tipo de situaciones y aunque tras su administración el perro parecerá que acaba de fumar hierba, esta aparente relajación es puramente física, no mental, con lo cual experimentará el miedo de la misma manera pero encima el perro se sentirá débil, tendrá dificultad para moverse, se verá "indefenso". Con lo cual el trauma se agravará enormemente.
 
Otros métodos más naturales incluyen feromonas o la conocida Flor de Batch, cuya esencia ayudará a mantener una atmósfera más agradable y tranquila para nuestra mascotas.
 
Otras herramientas que dan buenos resultados y que no sólo sirven para los momentos claves sino como apoyo durante la terapia son las ThunderShirts o ThunderClothes.
Estos chalecos de cuerpo entero ejerce una presión uniforme en todo el cuerpo del perro, lo que es percibido por el perro como una protección, algo que lo cobija, lo que se traduce en relajación, seguridad en sí mismo y una mayor predisposición a la hora de enfrentar sus temores. Evidentemente, hablamos de artículos más caros y que pueden resultar difíciles de encontrar.
 
Tampoco debemos dejar todo el trabajo al chaleco en vista de lo bien que funciona según se lo ponemos. El problema debe ser tratado de la misma manera, no hay que olvidar que se trata de una herramienta, una ayuda, que por muy efectiva que sea no es una solución en sí misma.
 

LAcexE4.jpg

 
Por tanto, lo más importante es nuestro propio estado de ánimo, la prevención, la concienciación (Aunque por muchas campañas que se hagan seguirá haciéndose ruido durante las celebraciones :confused: ) y sobre todo, no dejar pasar el problema y que nos pille la próxima fiesta. Si nuestra mascota sufre de fobia a los ruidos fuertes, uno de nuestros propósitos más importantes para este nuevo año será tratar de ayudarle a superarlo.
 

eBJYkmp.jpg


Sin más, espero que celebren este 2014 sin mucho ruido y que se diviertan tanto ustedes como sus mejores amigos

:guiño:

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Mi anterior perrita tenia mucho miedo a los ruidos fuertes y en valencia hay una epoca del año en que todos los dias nos despiertan a petardazos, a medio dia mascletadas y por las noches castillos, sin hablar de todo el santo dia tirando petardos la gente, la pobre vivia esas fechas aterrorizada, el miedo poco a poco se le fue aunque siempre se ponia tensa cuando habia algo, hay que decir en su defensa que muchas veces parece que estamos en mitad de una guerra y que algunos petardos que se tiran no esta permitida ni su venta ni su lanzamiento por personal que no sea de una pirotecnia pero bueno eso ha sido y sera siempre asi, si los pagas los tienes :no:

 

Por suerte este que tengo ahora no tiene miedo a ruidos fuertes, aunque es pronto para decirlo pues solo ha vivido unas fallas y he procurado siempre sacarlo cuando esta esta la cosa tranquila, de todas formas como vivimos en comunidad hay mas perritos por aqui y se nota que se sobre excitan mucho con los ruidos, no paran de ladrar se ponen nerviosos y se excitan unos a otros creandose una escandalera impresionante aumentada al 200% por los "aprendices" de Cesar Millan o su analogo español que ahora mismo no se como se llama (ni lo voy a buscar en Google :jojojo: )

 

Tambien hay que decir que normalmente los perritos disfrutan con el alboroto (no confundir con ruidos fuertes) y si nosotr@s estamos disfrutando y ellos estan incluidos se lo pasan muy bien, asi que a disfrutar :ok:

 

851388144083-Feliz-2014.jpg

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Invitado
Responder en este tema...

×   Has incluido contenido con formato.   Eliminar formato

  Sólo se permiten 75 emoticonos como máximo.

×   Tu enlace ha sido insertado automáticamente.   Deshacer y mostrar como enlace

×   Su contenido anterior ha sido restaurado.   Limpiar editor

×   No puedes pegar imágenes directamente. Súbelas a algún hosting de imágenes y pega la dirección URL


×
×
  • Crear Nuevo...