Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'pensar'.

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Contacto con el staff
    • Novedades / Anuncios del foro
    • Sugerencias
    • Problemas relacionados con el foro
  • Zona general de charla
    • Presentaciones
    • Charla
    • Zona de Humor, Curiosidades y Otros
    • Mascotas Vagos
    • Noticias del Mundo
    • Tecnología
    • Ayuda y consultas de carácter general
  • Zona GNU/Linux
    • Ayuda, consultas y soporte GNU/Linux
    • Distribuciones GNU/Linux
    • Repositorios. Software GNU/Linux
    • Personalización
    • Raspberry Pi
    • Arduino
    • Manuales / Tutoriales / Guías GNU/Linux
    • Programación
    • Noticias GNU/Linux
    • Hablando de GNU/Linux
  • Zona Gaming
    • Juegos GNU/Linux
    • Noticias Gamer
    • Charla Gamer
  • Zona Móvil
    • Ayuda y soporte para dispositivos móviles
    • Apps Móviles
    • Manuales / Tutoriales / Guías Móviles
    • Roms para dispositivos Móviles
    • Noticias sobre dispositivos Móviles
    • Hablando sobre dispositivos Móviles
  • Zona Android
    • Ayuda, consultas y Soporte Android
    • Apps Android
    • Roms Android
    • Manuales / Tutoriales / Guías Android
    • Noticias Android
    • Hablando de Android
  • Zona Mozilla
    • Ayuda, consultas y soporte Mozilla
    • Aplicaciones Mozilla
    • Roms Firefox OS
    • Manuales / Tutoriales / Guías Mozilla
    • Noticias Mozilla
    • Hablando de Mozilla
  • Microsoft
    • Papelera del Foro

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


Página Web


Diaspora


Pump


GNU Social


Google +


Twitter


Facebook


Xmpp


Skype


Steam


Desura


MediaGoblin


Youtube


Vimeo


Picasa


Flickr


Email


Lugar


Intereses

Found 2 results

  1. Si hay algo que caracteriza al ser humano y mucho más al moderno, es querer todo fácil y ya, sin tomarse el tiempo de pensar, queremos soluciones mágicas, respuestas instantáneas, poder resolverlo todo con un simple chasquido sin ningún esfuerzo. Debido precisamente a esto es tan sencillo que las "soluciones milagro" estén tan a la orden del día, que los consejos de éste y de aquel acaben valiendo más que unos minutos de reflexión, el comentario de cualquier anónimo de Internet se convierte en ley. Y sí, acabo de incluirme intencionadamente dentro del mismo saco. Aún estando en la era de la comunicación, con innumerables herramientas y medios para compartir conocimiento, parece que lo único que hemos conseguido es que los mitos de siempre, los bulos y las maneras de engañar a la gente sean más y se difundan más rápido. Y lamentablemente lo único que parece podemos hacer es ser críticos a la hora de tomar una información como cierta y pensar detenidamente las cosas antes de ponerla en práctica o seguir difundiéndola.
 El mundo canino no es la excepción y mucho más cuando somos especies tan diferentes y apenas nos entendemos, por no decir que no entendemos en absoluto. Existen miles de recetas mágicas, teorías descabelladas y soluciones de la abuela que se aplican sin pensar porque "siempre se ha hecho así" o "lo dijo fulanito en..." o "leí en nosedonde que..." Y es cierto, hay muchísima información por ahí sobre nuestros amigos de cuatro patas pero tristemente muy poca es veraz o mínimamente útil y en otros casos es directamente contraproducente, o incluso peligrosa. Sé el líder No creo que haga falta decir a costa de qué mito enormemente difundido se hace parodia en esta tira cómica. Esta idea no sólo nos reporta soluciones mágicas, polivalentes y universales sino que nos ahorran cualquier esfuerzo mental, tan sólo hay que acordarse de unas pocas cosas y aplicarlas sistemáticamente, no hace falta mucho criterio, es siempre lo mismo para todo. A esto se une algo que quizá sea aún más humano que la flojera mental y no es otra cosa que nuestro ego. Nos ofrecen ser no educadores, ni adiestradores, ni guías, las palabras están perfectamente elegidas para que nos dé un subidos nada más oírlas. Si aplicamos estos métodos, así sin más, seremos el "líder", el "alfa", "lo más de lo más" ¿Quién podría resistirse a eso? Por poner un ejemplo , lo más brutalmente claro que se me ha ocurrido, digamos que tenemos un perro cualquiera, no necesitamos definir raza, tamaño, sexo, edad... son reglas universales al fin y al cabo ¿No? Nos plantamos delante de él y como buenos líderes le pedimos, perdón, le exigimos que haga un doble salto mortal. Extrañamente, aunque nos hayamos erigido como su líder indiscutible, no lo hace. En vista de esto y ya que no podemos tolerar semejante desafío a nuestra autoridad, sacamos pecho, nos ponemos delante en postura desafiante y repetimos la orden con un tono más alto y autoritario. Y resulta que el perro es mucho más dominante de lo que creíamos y seguimos sin obtener resultados, así que recurrimos a darle un toque, o ponerle un collar de ahorque o ambas cosas y en el hipotético caso de que aún así, la dominancia del perro sea tal que siga sin obedecer, pasaremos a cosas mayores, collar de castigo, alpha roll.... y seguiremos escalando en esta vorágine reductora de rango hasta que por fin, alcancemos nuestra meta. Llegados a este punto cualquiera pensaría que soy un completo demente, por no decir algo peor. Parece tan evidente que es imposible que el perro realice ese movimiento de buenas a primeras que sugerir que por seguir una reglas mágicas lo hará sin más se torna como el mayor de los absurdos. E imagino que más de uno se está planteando incluso cómo sería el proceso adecuado para conseguirlo, una tarea larga, costosa, en varias fases y con procedimientos muy específicos para que finalmente el perro llegue a hacer algo parecido a lo que hemos pedido, porque ¿Cómo le vamos a exigir algo que no sabe o no le hemos enseñado a hacer? Y sin embargo si en lugar de un doble salto mortal hubiera dicho pasear sin tirar de la correa, no subirse al sofá, salir fuera a hacer sus cosas o el mismo ejemplo del cómic ¿Habría sido tan evidente? Aún siendo exactamente la misma situación, es casi seguro que muchos habrían dado por buena la solución mágica sin pararse a pensar nada más. Un perro ejercitado es un perro equilibrado. Un perro cansado es un buen perro. Otras de las grandes recetas mágicas de moda. Extenuación física como respuesta a los problemas de conducta, conseguir obediencia, eliminar estereotipias, miedos, estrés... Evidentemente, el ejercicio regular es saludable y bueno para nuestros amigos caninos y ejercitándose mientras pasea puede eliminar estrés, pero nada más, un perro ejercitado es un perro ejercitado y un perro cansado es un perro cansado, simple y llanamente. Además, el abuso del ejercicio físico no sólo no contribuye a la eliminación del estrés sino que un alto nivel de exigencia en ese sentido sería una nueva fuente de estrés para él. Si a esto se unen la ausencia de otros estímulos durante el ejercicio, como el ejemplo de la cinta de correr, la situación es aún peor. ¿Han probado a correr en una cinta de este tipo de cara a la pared, solos, sin ningún tipo de distracción? Es tremendamente aburrido, agobiante, difícilmente aguantaríamos mucho rato en esa situación, así que imaginen lo que puede suponer eso para un ser tan curioso, social y vital como un perro. Y una vez presentando el ejemplo más claro, pasemos otros también muy cotidianos, pues no sólo mediante cintas de correr se sobrepasan los extremos, "destrozar" a un perro corriendo o paseando al aire libre de manera habitual también entra dentro de esta categoría y hay otra cosa aún más común y que se ve como algo "natural" a la hora de ejercitar/distraer a un perro y que al final acaba convirtiéndose en un problema más al convertirse en pura obsesión. El ejercicio físico, como todo, es muy bueno en su justa medida, pero en ningún caso es una solución universal a los problemas de conducta. Sobrepasar los límites de lo saludable no sólo no ayudarán a nuestro amigo ni a nosotros a lidiar con sus problemas sino que posiblemente empeoren. Este "mantra" de perro ejercitado, perro equilibrado posiblemente derive del concepto erróneo que tenemos de los paseos, que básicamente es ejercicio, que haga sus cosas fuera y otra vez para casa. Esto es del todo incorrecto, un paseo es mucho más que correr, cagar y mear, en un paseo descubren el mundo, lo ven, lo huelen, lo tocan, lo exploran, socializan, conocen gente, conocen perros, se relacionan con otro tipo de animales, juegan... el ejercicio es parte de este proceso no un sustituto de éste, un paseo es tiempo de calidad, no ir al baño a toda prisa. Estos no son más que unos pocos ejemplos de lo que nos encontramos hoy día, de las tonterías que hacemos sin pararnos a pensar en sus consecuencias o ni tan siquiera por qué razón las hacemos. Lo dije al principio y lo vuelvo a escribir, hay que ser críticos, hay que razonar, pensar, no todas las soluciones valen, no todos los métodos tienen sentido y por más que nos pese, las soluciones mágicas y universales NO existen. Los perros no son máquinas, no podemos presionar botones para que ocurra lo que queremos, son seres vivos y como tales debemos hacer un esfuerzo para entenderlos, empezando por escucharlos y buscando maneras apropiadas para que puedan entender lo que queremos de ellos. Un problema de conducta no puede ser solucionado agitando una varita, hay que sentarse a analizar minuciosamente el porqué de la situación, llegar al fondo del asunto, saber por qué sucede, cuáles han sido las causas que han hecho que se llegara a esa situación y a partir de ahí buscar una manera acorde a la situación para poder enfrentar el problema, sin apresurar las cosas, sin pretender que se soluciones de ahora para después y, por encima de todo, sabiendo en todo momento qué es lo más importante, nuestro perro. 
 Del mismo modo, para conseguir un comportamiento determinado primará la paciencia, la constancia, siendo imaginativos si hace falta para conseguir acercarnos a nuestro amigo y que este no sólo comprenda lo que pedimos, sino que le parezca bien hacerlo. No se trata de convertirse en etólogos o profesionales del adiestramiento canino, sólo de pensar un poco las cosas, de valorar los consejos que nos dan, la información que leemos y ser lo suficientemente críticos para saber lo que es correcto. No todo vale a la hora de conseguir lo que queremos y si hay perros implicados, aún menos.
  2. Como ya hemos dicho anteriormente y la mayoría de los que compartimos nuestras vidas con perros sabremos, nuestros amigos de 4 patas, entre sus muchas virtudes, tienen una increíble e innata capacidad para comprendernos a niveles que ni nosotros mismos entendemos. Incluso sin entender ni una sola de las palabras que decimos, nuestro perro nos escucha, es la base de su relación con nosotros y lo que le ha valido el título de "mejor amigo del hombre" Sin embargo ¿Podemos decir lo mismo de nosotros?¿De verdad escuchamos a nuestro perro? En toda relación existen dos partes, dos puntos de vistas, diferentes necesidades, distintos intereses... sería imposible compaginar todo esto si no hay comunicación y no puede haberla si no es en ambos sentidos. En la sociedad actual, aún con todo lo que hemos avanzado o quizá debido precisamente a eso, se ve al perro de muchas maneras pero muy pocas veces se lo considera y se le trata como lo que es, que es justamente "como un perro". Ya sé que esta última frase tiene connotaciones muy negativas y se debe a la forma en que se veía y se trataba a los perros tradicionalmente y algo en lo que algunos idiotas siguen insistiendo y hasta se atreven a jactarse de ello en programas de televisión a nivel internacional. Pero nada más lejos de la realidad, cuando digo tratar a un perro como a un perro estoy hablando del perro como tal, como individuo, con sus peculiaridades, su personalidad, sus anhelos, sus miedos, sus ganas de vivir... Un perro no es esto Ni esto Y mucho menos esto Y no podemos esperar de ellos que se comporten como tal. Son seres vivos y así es como serán siempre y precisamente por eso no se pueden comparar con ninguna de las cosas con las que pretendemos equipararlos. En varios temas hemos hablado, no sólo de cómo hay que tratar y cómo no a un perro, algo que espero ya esté más que asimilado , sino de comunicación, de las conocidas señales de calma que utilizan los cánidos para comunicarse. Un perro no nace sabiendo español, inglés, francés o cualquier idioma propio de humanos, la comunicación entre ellos se realiza principalmente a través señales corporales, rituales, o al menos es lo que hasta ahora sabemos. Las señales de calma, tan bien estudiadas y explicadas por Turid Rugaas, nos permiten conocer lo que nuestro perro quiere comunicar en multitud de situaciones, pero para poder captar estas señales debemos prestar mucha atención, pues normalmente son muy sutiles y en otras ocasiones, como humanos que somos, las tergiversamos a nuestro antojo, errando en su significado. Los perros son especialistas en convivencia, en evitar conflictos y el objetivo principal de su "lenguaje" es que precisamente ese. De ahí que se les haya puesto precisamente el nombre de "señales de calma". (Gracias Lili Chin, qué haríamos sin ti) Los perros utilizan su lenguaje tanto entre ellos como para hacerse entender por nosotros, cosa que pocas veces consiguen. En esta situaciones es muy probable que el perro insista con las señales o que, dándose cuenta que somos unos completos ineptos, las exagere muchísimo con la esperanza de que así nos demos cuenta. En caso de no conseguir que lo entendamos puede pasar cualquier cosa, siendo el caso más evidente cuando el perro trata de comunicarnos su malestar por algo y al ignorarlo reiteradamente conseguimos un toque de atención por su parte o algo peor. En otros casos no tan evidentes podemos acabar con altos niveles de estrés o incluso ansiedad, evitación, etc, que pueden acabar con malas conductas, trastornos obsesivo-compulsivos o estereotipias. Un ejemplo muy claro de trastorno obsesivo compulsivo que se ve mucho y que casi se ha tomado como algo "normal" en los perros es el que vamos a ver a continuación: Ahora que ya sabemos lo que son las señales de calma, el significados de algunas de ellas y los trastornos derivados de la falta de atención/comunicación, hay que hacer un inciso en algo que es obvio, pero que a la vez no lo es tanto. El contexto es importante, por no decir esencial. Podemos conocer multitud de señales de calma, porque nos hemos leído alguno de los libros de Turid Rugaas, consultado otro tipo de documentación, asistido a algún curso... pero como en todo, no es sólo la ejecución de la señal y lo que significa sino cómo, cuándo y para qué se ejecuta. No todos los movimientos que coinciden con los que se ejecutarían para realizar una señal de calma son siempre señales de calma y a su vez algunos movimientos que en principio no los consideraríamos como señales de calma, en un contexto determinado pueden llegar a serlo. Por tanto hay que saber valorar la situación. Por poner un ejemplo de una de las señales de calma más evidentes que es sacudirse y que nos indica que el perro está liberando estrés, relajándose a sí mismo, supongamos que en un momento determinado estamos con un perro, se acerca a nosotros y empieza a sacudirse intensamente. ¿Qué nos quiere decir en este caso? A priori conocemos la señal de calma y su significado pero debemos analizar el resto de la escena para poder determinar si es o no una señal que nos está mandando. Situación 1 Vamos caminando por la calle cuando, a lo lejos se divisa "algo". Nosotros no sabemos qué es pero nuestro perro adopta una postura de estar alerta (señal 1). Tras unos instantes baja la cabeza olfateando el suelo (señal de calma 2) y acto seguido ha continuado la marcha y, tras un par de pasos, empieza a sacudirse. Analizando toda la escena, previamente tenemos un estímulo que ha puesto a nuestro perro en "alerta" y ha realizado una señal apaciguadora en respuesta a ese estímulo. Podemos deducir que se trata de una situación intensa para el perro y que, efectivamente, esa sacudida es para liberar estrés. No obstante, nuestro trabajo no ha terminado aún. Hemos captado las señales, sabemos lo que nuestro perro estaba comunicando, pero aún nos queda saber qué fue lo que provocó esa cadena de reacciones y por qué. Situación 2 Vamos caminando por la calle cuando, justo enfrente de nosotros vemos un profundo charco de agua. Nuestro perro, ni corto ni perezoso, pasa justo por el centro. Al salir al otro lado y tras andar unos pasos se sacude no una sino dos o hasta tres veces seguidas. ¿El charco ha estresado a nuestro perro?¿El agua le produce estrés?¿No le gusta nadar? Aquí creo que la respuesta es obvia, nuestro perro está mojado y simplemente se está secando. NO es una señal de calma Situación 3 Ya hemos llegado a casa después de la situación 2 y tenemos un enorme montón de barro en el que creemos que podría estar oculto un perro, así que no nos queda otra, es hora del baño :_shock: Cuando por fin hemos rescatado a nuestro perro de esa montaña de suciedad y a pesar de que hemos intentado secarlo, según lo soltamos se sacude varias veces seguidas. Y aquí es cuando pregunto ¿Se sacude porque está mojado o porque el "baño" ha supuesto una situación muy estresante para él? La pregunta obviamente tiene trampa y, salvo que tengamos un perro al que le encante la hora del baño, la respuesta es las dos cosas. Tenemos un perro mojado y estresado Ejemplo práctico Como hemos visto, una cosa es la teoría sobre el papel y otra muy distinta la práctica. La de señales que se mandan en apenas unos segundos ¿Verdad? Pero bueno, como propietarios responsables y dedicados, nos tomamos en serio aprender el idioma de nuestro perro y con la práctica llegamos a "ver" estas señales, o al menos una parte de ellas, con relativa facilidad, lo que nos permite gestionar mejor las situaciones conflictivas anticipándonos a ellas o actuando según la situación lo requiera y no de otra forma y, por supuesto, darle una mejor vida al escuchar lo que nos dice. Y donde la percepción no llega, para la posterior racionalización tenemos que valernos de la empatía. Un pequeño ejercicio mental puede mejorar nuestra relación con nuestro mejor amigo, tratar de entenderlo, ponernos en su lugar antes de emitir un juicio en relación a su conducta. Iluminado maltrataperros: Pero shiba ¿Qué co***es dice? Humanizar a los perros es el peor sacrilegio que se puede cometer, a los perros hay que tratarlos como perros, nunca humanizarlos. A esta clase de desafortunados y necios comentarios que más de una vez he oído, he de decir que humanizar significa atribuir cualidades humanas a algo que no las tiene, mientras que empatizar es la capacidad cognitiva de percibir las cosas desde la perspectiva de otro individuo. Tenemos que pensar nosotros desde el prisma de un perro para tratar de acercarnos a lo que piensa, lo que siente, a cómo le afecta una situación común. Pero claro, para eso habría que conocer primero el significado de "humanizar" y no utilizarlo sin criterio alguno sólo para demostrar una total falta de conocimientos y de escrúpulos Así que olvidémonos de esta inoportuna interrupción y vamos al quiz de la cuestión ¿Cómo realizar este ejercicio de empatía? No hay una respuesta fácil ni concreta a esta pregunta, la única manera es abstraerse, dejar de pensar como un humano y hacer todo lo posible para tratar de ser objetivos a la hora de meternos en la piel de un perro. Ejemplo Volvemos a casa después del trabajo y la mesa de caoba de la sala, que tan cara nos costó , ahora sólo tiene 3 patas, la que falta está en la caseta del perro, o bueno... lo que queda de ella. Un ser humano pensaría en el destrozo, en el dinero que vale la mesa, en la madre que parió al jodío perro (es lo que hay, no me voy a molestar en maquillarlo :lol:), la mala suerte que tenemos, lo mal que se porta este bicho... El típico egocentrismo propio del homo sapiens sapiens. Sin embargo, pongámonos en la piel del perro. Para él ¿La mesa qué valor tiene? Es un pedazo de madera que está en medio de la habitación, alguien lo puso ahí y ya está. Entonces ¿Por qué la ha mordisqueado si no es nada del otro mundo?¿Qué pudo llevar a nuestro perro a esa situación?. Aquí es donde contexto, empatía y raciocinio deben jugar en nuestro favor. Sabemos que el perro ha estado solo, aburrido durante las horas en que has estado fuera de casa. ¿Tenía disponible algún otro entretenimiento?¿Salió de paseo antes de que te marcharas?¿Realiza una actividad física estimulante y en cantidad suficientemente?¿Está estresado?¿Sufre de ansiedad por separación?... Si nosotros fuéramos nuestro perro y nos dejaran solos durante horas ¿Qué haríamos en su situación? Pues probablemente nos entretendríamos con lo primero que encontráramos a nuestro alcance 
 Pero... sí, nuevamente se nos presenta un PERO. Aquí no acaba la cosa, pues aunque ya sabemos otro idioma que nos permite entender hasta cierto punto a cualquier perro, no hemos estado hablando de un perro, sino de NUESTRO perro, quien mejor nos conoce y al que estamos unidos por un vínculo afectivo. Aunque está "de moda" el tratar de destruir a toda costa este vínculo, martirizando al perro mediante castigos, imponiéndose los galones de general, convirtiendo la vida del perro en un servicio militar e ignorando sistemáticamente todo lo que el perro trata de comunicar o las razones por las que lo hace, haciendo las cosas bien y con respeto tendremos una estrecha relación, confianza, complicidad, algo que no puede describirse con palabras. Es nuestro perros y nosotros somos su compañero, a él no le hace falta nada más para saber ciertas cosas sobre nosotros y a nosotros tampoco nos hace falta nada para saber cosas sobre él ¿Que por qué lo sé? Porque conozco a MI perro y hay cosas que sólo nosotros dos entendemos. De hecho, se ha demostrado que los perros llegan a utilizar señales que no son propias de perros para comunicarse debido nuestra influencia, incluso a imitar acciones más bien propias de humanos. Cosas que ni son señales de calma, ni conductas naturales para un perro pero que sin lugar a dudas son utilizadas como herramienta comunicativa o como medio para obtener un fin muy concreto de manera consciente y premeditada. Cosas como.... bueno... creo que mejor lo dejamos porque ya hemos dejado clara la idea, se trata de observar, de escuchar, de empatizar y pensar a la hora de relacionarnos con nuestros perros. Y ahora es a mí a quien están tratando de decirle algo ¿Alguien sabe qué?
×
×
  • Create New...